Telas, mercería creativa y patchwork

LA TELA DE ALGODON

Seguramente ahora mismo lleves puesta alguna prenda de algodón, ya que cerca de la mitad de las telas que se producen en el mundo están hechas de esta fibra natural. Su gran aceptación se debe a sus propiedades, ya que es un tejido suave, transpirable, absorvente y muy versátil.Tela de algodón

Su producción a nivel industrial empezó en el siglo XIX, y desde entonces se mantiene en el puesto número uno. Se fabrica a partir de las fibras vegetales que rodean las semillas de la planta del algodón, fibras que a su vez están compuestas de celulola en más del 90% y que tienen un color natural entre blanco y blanco amarillento. La palabra algodón es de origen árabe -como la mayoría que empiezan por al- ya fueron ellos quienes introdujeron la planta en Europa a través de Andalucía y Sicilia.

Origen del algodón

Plantación de algodónEl orígen del algodón se sitúa hace 8.000 años en la India para unos y en México para otros, aunque también se tienen pruebas de que fue cultivado por los antiguos egipcios. Los españoles conocieron el algodón cuando llegaron a América, concretamente a Perú, donde sus gentes lo cultivaban y hacían ropa con sus fibras. Hasta la llegada de la Revolución Industrial India seguía siendo el principal productor de materia prima y elaborador de tejidos, pero con la invención de hiladoras mecànicas por los ingleses y americanos, éstos tomaron la delantera. Se introdujeron los cultivos en el sur de EEUU y hasta la fecha de hoy el algodón sigue siendo un pilar de la economía americana.

Cómo se fabrica

El resumen sería: se transforma el algodón en hilo, el hilo se tiñe, se teje el tejido, se estampa el tejido.

Vamos por pasos, primero hay que cultivar la planta del algodón, un arbusto que con abundante agua y sol nos dará unos capullos con semillas cubiertas de una especie de pelos blancos: las fibras de algodón. Antes del hilado hay que mezclarlas, estirarlas y torcerlas, para que con un huso o una rueca (como en tiempos de La Bella Durmiente) o con una hiladora mecánica se consigan crear hilos de varias hebras.
Telar industrial A continuación viene el proceso de tejido, que a partir de 2 hilos (llamados urdimbre y trama) consegurá crear una tela. El telar funciona a nivel industrial como viene usándose desde la antiguedad, por un lado tiene una serie de hilos a lo largo del telar y por otro una lanzadera que va pasando la trama prependicularmente dejándolos entrelazados.

Para darles un aspecto u otro a los tejidos se pueden usar diferentes técnicas de hilado, y también se pueden teñir. De hecho se pueden teñir las mismas fibras de la planta de algodón, el hilo una vez formado, o la pieza de tela una vez tejida. Para estampar formas y dibujos sobre la tela se usan rodillos (tantos como colores queramos) o técnicas de impresión parecidas a las de una impresora de tinta para documentos. Y finalmente se le puede dar al tejido un tratamiento especial, como por ejemplo uno antimanchas, o uno ignífugo para hacerlo resistente al fuego.